Orgosolo, el pueblo de los murales

Orgosolo, es un municipio o “comuna” ubicado en la provincia de Nuoro. Hoy en día es uno de los municipios de Cerdeña más visitados debido a sus murales. La historia de estos murales arranca en 1969, cuando un grupo de anarquistas hicieron una pintada en contra de la ubicación en la población de instalaciones militares. Unos años más tarde un profesor animó a sus alumnos a dar vida a los muros de la ciudad y desde entonces hasta ahora Orgosolo ha convertido sus calles en un bello mural pictórico.

 

En las paredes y las rocas de Orgosolo podemos encontrar múltiples referencias a eventos socio-políticos de los últimos años, desde la Segunda Guerra Mundial a los atentados del 11-S en Nueva York. En total hay más de 150 murales que bien merecen una visita.

graffiti

Orgosolo no suele aparecer como tal en las guías turísticas de Cerdeña. Se trata de un pueblo pequeño, con unos 4.000 habitantes, pero gracias al boca a boca ha conseguido convertirse en toda una atracción turística y cada año es visitado por cientos de turistas.

 

Esta localidad es definida por muchos como una auténtica pinacoteca al aire libre. Los estilos cambian de un artista a otro y mientras que unos retratan la realidad de forma irónica, otros suponen una dura crítica social. Lo que une a todas las obras presentes en Orgosolo son sus colores brillantes, capaces de atraer la atención del visitante a cualquier punto de la población. Los estilos artísticos varían desde los más sencillos hasta los diseños más complicados y realistas.

 

Orgosolo es un municipio de interior que se encuentra entre montañas. La forma más recomendable de llegar hasta el pueblo es alquilar un vehículo. La llegada por carretera no es sencilla ya que hay que pasar numerosas curvas. Al ser un pueblo tan pequeño únicamente dispone de dos hoteles, por lo que si tenemos pensado pernoctar en la localidad es recomendable reservar con antelación.
Además de sus muchas obras pictóricas, Orgosolo ofrece al visitante otro tipo de actividades interesantes como el Festival de la Ciencia, que se celebra desde 2006. Las festividades religiosas también son muy importantes en esta región, especialmente la honra a la Virgen de la Asunción, que se lleva a cabo en agosto. Destaca además el Palio de “Sa vardia”, en el que expertos jinetes realizan acrobacias a lomos de sus caballos. Las fiestas populares se celebran del 14 al 23 de agosto.

orgosolo

Deja un comentario