Tharros, un vestigio histórico

Cerdeña es mucho más que playas y naturaleza en estado puro. Esta isla es una de las más grandes del Mediterráneo y durante siglos atrajo la atención de todos aquellos pueblos que querían dominar este mar. Es por ello que en la isla pueden encontrarse un gran número de vestigios históricos. 

Para los amantes de la historia y la arqueología Tharros es una visita obligada. Esta antigua ciudad está ubicada junto a Oristano. Se trata de un lugar muy turístico al que se puede llegar en transporte público, aunque si vas a estar moviéndote por la isla es más recomendable que optes por el alquiler de un coche.  museo al aire libre

La visita a Tharros tiene un coste inferior a los 10 € por persona e incluye una visita guiada de aproximadamente una hora de duración en la que los visitantes podrán ver los vestigios de lo que fue esta ciudad y aprender más sobre su historia. El precio de esta excursión incluye además la entrada al Museo di Cabras.

Tharros fue muy importante en la historia de Cerdeña debido a su ubicación estratégica, por ella pasaron un gran número de pueblos hasta que en el siglo VIII a. C. los Fenicios hicieron suya la ciudad.

Años después (en el 238 a.C.) la ciudad pasó a estar bajo el gobierno del Imperio Romano y son los vestigios de esta civilización los que más han sobrevivido. A día de hoy pueden observarse en Tharros los restos de lo que en su día fueron los barrios romanos, la necrópolis, las termas y los acueductos.

La ciudad conserva un gran número de vestigios históricos y lo curioso es que hoy en día podríamos haber observado muchas más ruinas romanas si durante la Edad Media no se hubieran aprovechado los materiales de las antiguas construcciones romanas para construir la nueva ciudad.

La mayoría de los restos que se han conservado pertenecen a la época de la dominación romana y el Cristianismo primitivo.

A día de hoy siguen realizándose excavaciones arqueológicas en Tharros que nos ayudan a seguir descubriendo más cosas sobre la historia de esta ciudad.

Tharros es una visita imprescindible para los amantes de la historia, la arqueología y la cultura, pero también es atractiva desde el punto de vista paisajístico debido a los bellos paisajes que pueden observarse desde su enclave privilegiado. Sus playas de arena blanca son un gran atractivo para quienes buscan disfrutar del sol y el mar.

Ruinas de Tharros
Ruinas de Tharros

 

Deja un comentario