Aldea nurágica de Barumini

Cerdeña tiene a sus espaldas miles de años de historia. Las diferentes poblaciones que conforman hoy en día la isla han visto pasar por ellas a un gran número de pueblos como los castellanos, los catalanes o los piamonteses entre otros. Es el paso de diferentes civilizaciones a lo largo de la historia lo que ha dotado a la isla de un encanto especial y una multiculturalidad difícil de encontrar en otros lugares.

Barumini, Sardinia, Italy
Barumini, Sardinia, Italy

Pasear por cualquier rincón de Cerdeña es echar un vistazo a su pasado más remoto, como ocurre con la aldea nurágica de Barumini.

Los complejos nurágicos están presentes en muchas zonas de la isla. Se trata de yacimientos arqueológicos que dan muestra de lo que era la vida en Cerdeña hace cientos de años.

La aldea nurágica o área prehistórica de Barumini se encuentra en la provincia de Medio Campidano (Cagliari) y ha sido reconocida por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Sus nuragas (poblaciones construidas en torno a una torre central con forma de tronco de cono) son las mejores conservadas de toda la isla y son además muestra de un uso innovador de los materiales disponibles durante la prehistoria.

Las nuragas fueron concebidas como torres de defensa que disponían de habitaciones interiores. La nuraga ocupaba el sitio central dentro de una formación de varias torres de tamaño más pequeño que estaban unidas entre sí a través de murallas. Dentro de los muros se encontraban las aldeas.

Las cabañas de la aldea nurágica de Barumini están datadas entre los siglos VII y VI antes de Cristo, pero las murallas que rodean la aldea son de fecha anterior y posiblemente fueran construidas entre los siglos IX y VIII antes de Cristo.

La peculiaridad de este yacimiento no es sólo que se trata del mejor conservado, sino que además se puede visitar el interior de la torre de vigilancia y caminar entre los restos de la aldea. Lo que convierte a una visita a esta zona en una experiencia única que sólo puede vivirse en Barumini.

Nuraghe Su Nuraxi Barumini

 

Deja un comentario