Alghero, visita obligada en Cerdeña

Cuando hablamos de Cerdeña siempre evocamos playas idílicas, pero lo cierto es que esta isla tiene mucho más que ofrecer al visitante. A lo largo de su territorio encontramos diferentes municipios que bien requieren de una visita en profundidad.

Uno de los municipios más importantes de Cerdeña es Alghero. La ciudad está situada en el noroeste de la isla y cuenta con una población cercana a los 45.000 habitantes. De forma coloquial los alguerenses llaman a su ciudad Balçaruneta ya que los colonos que repoblaron la isla durante la Edad Media procedían en gran parte de Barcelona.

Alghero, "Balçaruneta"
Alghero, “Balçaruneta”

Alghero perteneció a la Corona de Aragón y posteriormente al Reino de España, por eso es común ver en su arquitectura rasgos típicos de las construcciones medievales de corte español.

Alghero es una ciudad pequeña pero tiene tantos detalles que ver y lugares que visitar que, aunque es posible visitarla en un día, lo más recomendable destinar un par de días para conocerla con tranquilidad.

Un punto de obligada visita son las murallas, que datan del siglo XII y que a día de hoy Calles de algherotodavía se conservan en buen estado. Las murallas y las calles adoquinadas nos hablan de la gran historia de este pequeño pueblo pesquero que llegó a tener una notable importancia durante la Edad Media.

En la plaza del Duomo los visitantes se encontrarán con la Catedral de Santa María, una curiosa mezcla arquitectónica y artística entre el estilo Gótico y el estilo Renacentista. Subir a su alto campanario es la mejora manera de tener unas vistas impresionantes de la ciudad.
Siguiendo con los edificios de corte religioso, no hay que olvidarse de visitar el Claustro de San Francisco.

Podemos encontrar ejemplos de arquitectura medieval y renacentista prácticamente en cada rincón de Alghero, pero sin duda una de sus calles más populares es Humberto. Recorriendo esta calle podemos observar grandes y bellos ejemplos de arquitectura renacentista como la Casa Doria, el Palacio Curia y la Iglesia de la Misericordia.

Una vez finalizada la visita cultural puedes dar una vuelta por el puerto de Alghero. Una zona muy animada que siempre está llena de turistas y en la que hay una gran oferta de ocio y restauración.

El puerto de Alghero es también un buen punto de partida para realizar una excursión en barco por la costa de Cerdeña y conocer la isla desde una perspectiva inigualable.

Deja un comentario