Bosque petrificado de Martis “Carrucana”

Cerdeña es una isla con un montón de rincones inolvidables que no podemos dejar de visitar, pero entre todos ellos hay uno que destaca especialmente, ya que se trata de algo que podemos observar en muy pocos lugares del mundo, se trata del bosque petrificado de Martis, “Carrucana” . Martis

La localidad de Martis está ubicada al norte de la isla y uno de sus rasgos más distintivos es que cuenta con un bosque petrificado que data de la época del Mioceno, es decir, de hace 23 millones de años.

Se trata de una zona que no es demasiado conocida a nivel turístico y por lo tanto puede visitarse de forma más o menos tranquila, incluso durante el verano. Por ello puede ser una buena alternativa si se busca una excursión original, diferente y tranquila.

Para llegar a la zona hay que llegar hasta Martis y una vez pasada esta localidad se debe avanzar medio kilómetro y descender por un pequeño desvío con un desnivel de un kilómetro más o menos. A la izquierda, se pueden observar conjuntos dispersos de piedras y troncos.

Los árboles y la vegetación de esta zona quedaron totalmente fosilizados y así se han conservado hasta el día de hoy. Ahora podemos observar conjuntos de troncos con formas cilíndricas, algunos huecos y otros que se han mineralizado totalmente, convirtiéndose en piedra.

Se trata de un proceso que tiene lugar bajo tierra, de modo que el material orgánico es reemplazado por minerales, haciendo que la madera se convierta en piedra. Eso sí, se trata de piedras en las que podemos observar algunos rasgos típicos de los árboles como los anillos de crecimiento o las diferentes capas de corteza.

El bosque petrificado de Martis es una de las áreas más ricas en fósiles de toda la isla de Cerdeña. El proceso de fosilización no se produjo de igual manera en todos los árboles, por lo que todos ellos son diferentes.

Cerdeña ha sido siempre una isla con una gran cantidad de vida, ya fuera vegetal, animal o humana y el bosque petrificado de Martis no es la única opción que tienen quienes deseen ver restos prehistóricos. Otra opción es la aldea nurágica de Barumini. Las nuragas de Cerdeña están entre los monumentos megalíticos más grandes conservados en toda Europa y algunas de ellas están en un excelente estado de conservación.martis

 

Deja un comentario