Visita a la Gruta Bue Marino

Una de las características de Cerdeña es que tiene un gran número de grutas subterráneas con increíbles formaciones geológicas y muchas de ellas son visitables, es lo que ocurre por ejemplo con la Gruta de Neptuno de la que ya os hemos hablado en alguna ocasión o con la Gruta Bue Marino o Guta del Buey Marino.

 

La Gruta Bue Marino se encuentra en el Golfo de Orosei y no hay otra manera de llegar a ella que no sea en barco. En época alta de turismo los buques salen con bastante frecuencia desde Cala Gonone, Santa Maria Navarrese y Arbatax. El itinerario en barco tiene una duración de unos 20-30 minutos hasta llegar a la isla. El viaje es un buen momento para disfrutar en primera persona y desde una perspectiva única de la belleza de los acantilados que bordean a la gruta.

Grotte Bue Marino

La gruta recibe su nombre de la enorme colonia de bueyes marinos (focas monje) que hasta hace años vivían en ella, aunque hoy en día la presencia del hombre ha hecho que sea imposible observar la presencia de estos animales, que se encuentran además en peligro de extinción.

Dentro de la cueva tenemos la oportunidad de disfrutar de un espectáculo único en el que se pueden observar curiosas formaciones de estalactitas y estalagmitas y un gran lago salado de un kilómetro de extensión.

La gruta Bue Marino es Historia en estado puro y dentro de ella pueden observarse una gran cantidad de fósiles e incluso pinturas rupestres datadas en el Neolítico.

El verano en Cerdeña es caluroso, pero las condiciones climatológicas varían en la cueva, en la que la temperatura a lo largo de todo el año suele ser de 18ºC y la humedad ronda el 90%. Precisamente por ello es aconsejable llevar alguna prenda de abrigo para hacer la visita de forma más confortable.

El paseo por el interior de la cueva dura unos 20 minutos, pero los que se queden con ganas de más pueden acercarse desde allí a la Cueva de Ispinigoli, a ella se puede acceder desde tierra y su principal peculiaridad es que cuenta en su interior con una columna calcárea de origen natural que tiene un altura cercana a los 40 metros de altura, siendo la columna de este tipo más larga de toda Europa. Esta cueva se puede visitar durante 10 meses al año y al igual que ocurre en Bue Marino, las visitas son guiadas.

 

 

Deja un comentario